Listos para empezar

La cuna Snoo: lo que me gusta, lo que no y mis recomendaciones si la usas

mi opinión recién nacidos May 17, 2021

Sabías que hay una cuna que mece a tu bebé toda la noche para que “aprenda” a dormir mejor. Seguro la has visto en Pinterest o en Instagram, muchas veces es una de esos “must” de lo que debes incluir en tu lista de regalos para tu bebé. Te cuento que yo la usé con Henry, antes de haber pensado en educarme y certificarme como consultora de sueño infantil y en este blog quiero contarles mi experiencia, lo que me gusta y lo que no tanto para que puedas tener información para saber si de verdad la quieres agregar a tu lista.

Como mamá primeriza con un bebé de 6 semanas, sola en mi casa porque mi esposo viajaba mucho por trabajo, yo estaba exhausta porque no dormía más de 2 horas corridas y necesita que algo cambiara, una madrugada desde mi celular renté el Snoo con toda la esperanza de poder escribir uno de los tantos reviews que leía por todas partes de que los bebés empezaban a dormir 8-10 horas a los días de tener esa cuna “mágica”.

Empecemos por todo lo que me gustó del Snoo y como me ayudó con Henry.

Me parece un bassinet muy moderno y lindo. Ocupa muy poco espacio, es super fácil de instalar y hasta viajaba con él. Lo llevamos a Orlando varias veces para no “interrumpir” el sueño de Henry.

Es una cuna segura, es una superficie plana y firme, boca arriba; te obliga a usar el swaddle, y esto me ayudó a establecer la rutina del swaddle.

Me ayudó muchísimo con las siestas porque Henry solo quería dormir encima de mi y estando sola en la casa con mi bebé, a veces no me daba tiempo ni de comer. Henry empezó a dormir sus siestas en el Snoo y yo por lo menos podía usar esos 30 minutos para bañarme, cocinar, comer y medio recargar baterías.

Henry fue un bebé de siestas muy cortas, solo dormía 30 minutos sin importar si estaba en el coche, en el carro, en el fular, en su cuna, encima de mí; y aunque el Snoo me ayudó a poder ponerlo a dormir en su espacio, igual no logró extender sus siestas.

También me ayudó a minimizar el tiempo que me tomaba dormir a Henry. Podía darle pecho y ponerlo en Snoo y el movimiento del Snoo muchas veces lo dormía y eso me ayudó a recuperar un poco de tiempo para mí al final del día.

La transición para pasar a Henry a su cuna no fue tan complicada como me habían advertido. Coloqué la cuna en el modo para ir eliminando el movimiento una semana antes, y al momento de pasarlo a la cuna durmió igual que siempre; se levantaba casa 2-3 horas.

Ahora les cuento lo que no me gustó mucho:

Es una cuna bastante costosa que solo se va a usar los primeros meses.

Y aunque unos bebés puedan beneficiarse al usarla y dormir mejor, no garantiza que tu bebé duerma bien porque no aprende a dormirse por sí solo. Utiliza el movimiento para quedarse dormido y espera ese movimiento en las madrugadas para conectar ciclos de sueño. En lo personal, Henry no durmió más de 3 horas corridas en el Snoo. Así que no pude ser uno de esos reviews diciendo que el bebé había empezado a dormir toda la noche que tanto añoraba. Tampoco extendió las siestas de Henry. Siguió durmiendo sus 30 minutos sin importar donde estuviese.

Al final, igual me tocó pedir ayuda y contratar a una consultora de sueño para poder mejorar el sueño de Henry. Pude haber guardado ese dinero y evitar el gasto doble. Comprarla es todavía más costosa, pero rentándola esos 4 meses, me gasté más de $400+ de lo que me costaba el plan más costoso y personalizado de la consultora de sueño infantil que a la final me ayudó con Henry.  

Ahora que estoy certificada como consultora de sueño infantil hay otros aspectos que me gustaría abarcar:

  • El Snoo limita el movimiento de tu bebé. No la recomendaría usar después de los 4 meses, porque es cuando tu bebé empieza a voltearse, y es importante no limitar su habilidad de moverse libremente en su cuna. Ellos también necesitan buscar la posición en la que duermen más cómodos y eso los ayuda a dormir mejor.
  • El Snoo no funciona para todos los niños y no necesariamente va a enseñar a tu bebé a dormirse por sí solo. Al final, el movimiento se vuelve una asociación y a muchos bebés les cuesta eliminar esa asociación más adelante.
  • No siempre ayuda a tu bebé a dormir más tiempo y por el precio, puedo recomendarte que trabajes con una consultora de sueño infantil que ofrezca apoyo personalizado para que puedas asegurarte de que tu bebé va a aprender a conciliar el sueño por sí solo, y solo eso lo ayudará a descansar mejor.

¿La recomiendo? Depende de tu situación: me parece ideal si vas a estar sola en casa con un bebé que le cueste mucho trabajo dormir, puede ayudarte esos primeros meses. Pero si te recomiendo que no la uses más de los 4 meses, porque ya a esa edad el sueño de los bebés evoluciona y empiezan a formar asociaciones que luego vas a necesitar eliminar.

También te recomendaría esperar a la llegada de tu bebé para conocer su temperamento a ver si puedes evitar ese gasto.

Si estás embarazada, te recomiendo el programa de recién nacidos para que entiendas de las necesidades de tu bebé en esta etapa y puedas tomar decisiones informadas a la hora de establecer esos buenos hábitos de sueño desde los primeros días.

Y si necesitas ayuda eliminando el Snoo y pasando a tu bebé a la cuna, mi plan de 5-17 meses te dará las herramientas y apoyo que necesitas para completar esta transición.

¿Cuéntame si conocías esta cuna y si la has usado?

 

 

Si necesitas más apoyo con el sueño de tu BB, consigue el plan acorde a la edad de tu BB

Listos para empezar