Listos para empezar

Ayuda a tu bebé a diferenciar el día y la noche

recién nacidos Sep 27, 2020

¿Te está pasado que tu recién nacido quiere estar durmiendo todo el día y de fiesta de noche? Es muy normal que los recién nacidos tengan los horarios invertidos y confundan el día y la noche. Los bebés nacen sin ese reloj interno que ellos van desarrollando a medida que se van acostumbrando a la vida fuera del vientre de mamá. En algunos casos, este reloj interno no se regula hasta la 6ta semana. Pero que sea normal no quiere decir que no podamos ayudarlos a establecer esa diferencia entre el día y la noche para sentir que tenemos un poco de estructura en esas primeras semanas de transición.

  1. Claridad: pasa todo el día en lugares de mucha claridad. Asegúrate de ofrecer tomas de leche en lugares con mucha claridad y con los ruidos cotidianos de tu casa. Evita estar encerrada en un cuarto oscuro todo el día. Para las siestas, ofrécele un ambiente fresco y oscuro para que pueda dormir una siesta restaurativa. Entonces, mientras esté despierto tenga mucha claridad y mientras duerma, que sea en un lugar oscuro.
  2. Exposición al sol: sal a pasear a tu bebé. Esto no solamente le dará exposición al sol que lo ayudará mucho a diferenciar el día y la noche, pero te refrescará un poco la mente. Los paseos en las mañanas y al final de la tarde son perfectos porque el sol no es tan fuerte y las temperaturas son más agradables. Recuerda siempre tomar precauciones para evitar exponer a tu bebé al sol directamente.
  3. Limita las siestas: no dejes que tu bebé duerma siestas más largas de 2 horas. ¿Pero si estoy tratando de que mi bebé duerma, como me vas a pedir que lo despierte? ¡Lo sé! Pero los recién nacidos no duermen más de un lapso de tiempo largo y quieres que lo duerma de noche para que tú también puedas descansar.
  4. Ofrece la mayoría de las calorías de día: asegúrate de ofrecer tomas cada 2-4 horas dependiendo si tu bebé está tomando lactancia materna, fórmula o combinación de los dos para que tu bebé consuma la mayoría de las calorías que necesita de día. Siempre responde a las señales de hambre de tu bebé. Observa si tu bebé está moviendo la cabeza de lado a lado, abriendo la boca, mostrando la necesidad de succionar. Mientras más tomas ofrezcas durante el día mejor. 
  5. Paciencia: estos son tiempos de ajuste para los dos. Estás conociendo a ese bebé que llegó a cambiar tu vida y te estás descubriendo en esta nueva etapa de ser mamá. A algunos bebés les toma más tiempo que a otros y es totalmente normal. Sé constante con las recomendaciones y notarás los cambios.

Esta etapa puede ser muy retadora en muchos aspectos. Acuérdate que lo más importante las primeras semanas es establecer la lactancia materna si así lo decides y tomarse el tiempo para conocer a tu bebé. Mucho contacto piel con piel para establecer ese vínculo tan poderoso. Espero que estos tips te ayuden a facilitar la diferenciación del día y la noche y puedas empezar a descansar mejor. Si tienes un recién nacido o te estás preparando para recibir a tu bebé, la guía de recién nacidos es muy útil para empezar a fomentar buenos hábitos de sueño desde el primer día sin lágrimas ni métodos estructurados.

Si necesitas más apoyo con el sueño de tu BB, consigue el plan acorde a la edad de tu BB

Listos para empezar