Listos para empezar

Cómo manejar opiniones sobre los hábitos y rutinas de sueño de tu bebé

maternidad Dec 21, 2020

Si algo trae la maternidad es la lluvia de opiniones y consejos no solicitados sobre las decisiones que tomamos para la crianza de nuestros bebés. Y es que en todos los aspectos, siempre hay comentarios sobre lactancia, la manera de manejar los llantos, la alimentación y por supuesto las rutinas y horarios para dormir. Y en esta época de fiestas navideñas y reuniones familiares, estos consejos no solicitados no pueden faltar. 

Yo de verdad creo que la gran mayoría vienen sin malas intenciones, la gente lo hace sin darse cuenta y nuestras madres, tías y abuelas se les ha olvidado lo cansada que estamos si tenemos bebés chiquitos. Y es la frecuencia de estos “consejos” lo que nos molesta tanto también. Y no es porque nosotros sepamos más que nuestras madres o que seamos mejores o superiores, es simplemente el cambio de una generación a otra. Hay más acceso a información, hay nuevos estudios y muchas prácticas han cambiado basado en lo que se ha aprendido a lo largo de 20-30 años. 

Muchas veces se nos hace muy difícil comunicar y establecer límites sanos para defender nuestras decisiones y cerrar el debate. La mayoría de las veces decidimos sonreír y guardar lo que en verdad queremos decir para evitar encender una discusión. Pero sí es importante sentir seguridad en nuestras decisiones y defenderlas sin tener que dar tantas explicaciones. 

La verdad es que cada bebé y cada familia es única. Y tú eres la mejor mamá para tu bebé. Siempre digo, que va a depender mucho del temperamento de tu bebé, si puedes ser flexible o si lo mejor es ser bien firme con su rutina. Acuérdate que esta etapa pasa rápido y el año que viene vas a estar en una situación muy diferente. Si tú sabes que si tu bebé se salta una siesta, entonces se va a pasar toda la tarde malhumorado, pues entonces sabes que lo mejor para ese bebé es tomar su siesta. Si sabes que en el coche va a dormir 30 minutos pero en su cuna 2 horas, entonces ya sabes que lo mejor es que ese bebé duerma en su cuna. Si sabes que acostarlo tarde va a significar varios levantares nocturnos o un madrugonazo al otro día, pues ya sabes lo que tienes que hacer. También sabes que vas a ser la única atendiendo a esa hora, así que cero pena con eso y mantén su hora de dormir. 

Si tu bebé es más grande, eso también nos da un poco más de flexibilidad. Ya después de los 2 años, muchos bebés ya son más resilientes y flexibles así que no tienes que ser tan firme si te sientes cómoda. Si se salta la siesta o la hace más corta de lo normal, no dudes en acostarlo 60-90 minutos más temprano si es posible. También disfruta sin culpa hasta de una hora de dormir más tarde de lo habitual, que esta temporada también es pasajera y es cuando se construyen muchas memorias con la familia.  

Lo que siempre tienes que recordar es que tú eres la que mejor conoce a tu bebé y sabes que es lo que les funciona y aunque no tienes porque dar explicaciones, quiero compartir 5 maneras de litigar las opiniones de rutinas y hábitos de sueño de tu bebé con tranquilidad y confianza:

  1. Entiende que todos los bebés son distintos. Lo que sirve para uno, no necesariamente sirve para todos. Fíjate en hermanos que son completamente diferentes. Tu bebé tiene su personalidad y eso va a establecer si es un bebé de buen dormir o difícil para dormir, flexible con sus rutinas, o no tan flexible. No debes sentir culpa por defender y hacer lo que tu bebé necesita para descansar mejor y lo que necesita acorde a su personalidad y temperamento.
  2. Ten muy presente el POR QUÉ haces lo que haces. Si tu bebé no dormía más de 3 horas corridas y ahora duerme 11 horas, pues recuérdate lo mal que se sentía despertar exhausta todas las mañanas y la diferencia que ha hecho todos los cambios que has aplicado para mejorar el sueño de tu bebé. A veces tenemos la memoria muy corta, por eso es importante recordar todo lo que has avanzado para sentirte en paz con tus decisiones.
  3. Entiende que no todos van a estar de acuerdo con tus decisiones. Si tus primas o amigas no han tenido bebés de mal dormir, nunca van a entender la importancia de mantener constancia en sus rutinas. Solamente tú sabes lo que es mejor para tu bebé y para tu familia. Y no es tu trabajo convencerlas que deben hacer lo mismo que tú has hecho. Si crees que se beneficiarán de saber la diferencia que hace cuando un bebé duerme mejor, pues comparte tu experiencia. Pero es importante saber cuándo es apropiado y cuando solamente vas a perder el tiempo.
  4. Consigue una amiga que comparta tu filosofía de sueño. Esto te ayudará a sentirte apoyada y entendida pero también te ayudará a mantenerte enfocada recordándote siempre los beneficios de tener un bebé que descansa.
  5. El sueño de tu bebé nunca va a ser perfecto entonces no esperes la perfección. Especialmente cuando hay cambios de ambiente y hay más estímulos como en estos días de fiesta. Permite un poco de flexibilidad para que todos disfruten de esos momentos en familia y acuesta a tu bebé a dormir un poco más temprano si eso es lo que necesitan al final del día.

Cuéntame, ¿cuál ha sido el peor consejo que has recibido y cómo lo has manejado? ¿Consideras que cerrando el debate te quedas más tranquila o eres de las que prefiere sonreír y callar?

Si necesitas más apoyo con el sueño de tu BB, consigue el plan acorde a la edad de tu BB

Listos para empezar