Síntomas de la salida de los dientes

Nos encanta justificar las malas noches con el malestar de los dientes, y muchas veces nos pasamos meses y el diente nada que se asoma. Especialmente alrededor de los 3-4 porque empiezan a salivar y a llevarse las manitos a la boca y se nos mezcla la regresión de sueño, entonces enseguida culpamos a la salida de los dientes.

La realidad es que muy pocas veces la dentición interrumpe el sueño de bebés. Muchos niños despiertan con un diente nuevo sin haber sufrido ninguna interrupción de sueño. La salida de un diente normalmente solo molesta las 24-48 horas antes de que el diente salga de la encía y la única manera de confirmar esto es cuando ya puedes ver la encía inflamada y el diente a punto de salir.

Es importante recalcar que la fiebre mayor de <100.4 F o < 38 C no es síntoma de la dentición y si tu bebé tiene fiebre, es importante que contactes a tu pediatra para una evaluación. La salida de los dientes puede causar un pequeño aumento en la temperatura de tu bebé 99 F o 99.5 F pero nunca llega a ser fiebre.

De la misma manera que vómitos y diarrea tampoco son síntomas de la dentición y también requieren una consulta con tu pediatra para revisar que no haya ninguna infección.

Ahora hablemos de los síntomas de la dentición:

  • Sensibilidad en las encías por varios días. Esto puede provocar cambios en su apetito y que no le provoque comer sólidos. Asegúrate de que tu bebé no esté perdiendo interés por el pecho o su tetero. Otra razón para llamar a tu pediatra.
  • Aunque el exceso de salivación puede ser un síntoma de dentición, no siempre significa que viene un diente en camino. Los bebés desarrollan sus glándulas salivales a los 3 meses y en ese momento empiezas a ver exceso de saliva.
  • La sensibilidad en las encías algunas veces provoca que los bebés busquen rascarse las encías y se llevan las manitos a la boca. Pero llevarse las manos a la boca no indica que viene un diente en camino. La boca es el área sensorial más desarrollada de tu bebé y ellos exploran poniéndose las manitos y los objectos en la boca.

El único síntoma que de verdad indica que viene un diente es ver el diente debajo de la encía inflamada.

La salida de los dientes no tiene que significar infinitas noches de mal dormir para tu bebe y para ti. La salida de los dientes es diferente para cada bebé, pero normalmente empieza alrededor de los 4 meses y es un proceso que puede tardar mas de 30 meses para que salgan todos sus dientes.

Lo que si te puedo decir con toda seguridad es que bebés con buenos hábitos de sueno tienden a manejar la salida de los dientes mucho más fácil. Si tu bebe tiene dolor, puedes ayudarlo a dormir ya cuando el diente salga. Acuérdate que son solo 2 o 3 días, ya cuando el diente salga pueden volver a sus rutinas anteriores.

Si tienes una noche muy difícil asegúrate de revisar con tu pediatra- los dientes no debería causar noches de llantos intensos.

Si necesitas ayuda con el sueño de tu bebé, cada plan de sueño está diseñado alrededor de cada etapa de tu bebé.

Dejar un comentario