Regresiones del sueño

Tu bebe cambiara increíblemente los primeros dos años de su vida. Por eso es que dicen que hay que disfrutarlos porque crecen tan rápido. Tu bebe va a pasar de ser un bebe pequeñito con poco control de su cuerpo a un niño lleno de energía y opiniones en cuestión de dos años. Todos estos cambios se reflejan en su sueño y tú vas a notarlo en seguida, porque cuando tu bebe duerme bien, ¡cualquier cambio se nota! Estas son las famosas y temidas regresiones de sueño que no son mas que avances en su desarrollo neurológico y motor que tienden a desordenan el sueño de los bebes. Algunos bebes empiezan a levantarse de nuevo en la noche, otros empiezan a madrugar y a otros las siestas se les desordenan. Estas son las más notorias.

  • 4 meses- el sueño de tu bebe esta evolucionando a ser mas parecido a los ciclos de sueño de los adultos. Esta edad es ideal para empezar a fomentar buenos hábitos de sueño.
  • 8-10 meses- tu bebe está aprendiendo muchas cosas y quiere practicar, por eso no quiere dormir!
  • 12 meses- esta es similar a la de los 8-10 meses con la diferencia que tu bebe lo mas probable es que este caminando y quiera practicar ¡hasta en su cuna!
  • 18 meses- en esta etapa empieza a aparecer la ansiedad por separación de los papas, es importante darles las herramientas para apoyarlos y navegar esta transición.
  • 2 años- a esta edad muchas cosas están cambiando, muchas veces vienen hermanitos y empiezan a ir al colegio. El sueño también se ve afectado y es importante que tu bebe grande descanse como lo necesita para seguir creciendo y aprendiendo de buen humor.

¡Pero no hay que tenerles miedo! Mientras atraviesas estas regresiones, lo más importante es entender que es un proceso natural del desarrollo de tu bebe y celebrar el avance en su crecimiento. Solamente con entender por lo que tu bebe atraviesa y tener las herramientas apropiadas, tu bebe volverá a dormir como antes en unos días.

Si quieres más información y apoyo, selecciona el programa que le corresponde a la edad de tu bebe aqui.

Dejar un comentario