La regresión de sueño de los 12 meses

Muchas cosas están cambiando cuando tu bebé cumple su primer año. Ya es mucho más ágil, se está moviendo por todos lados y probablemente metiendo en todos lados también. Está aprendiendo algo nuevo todos los días y toda esta evolución física, mental, y social puede afectar el sueño. Al cumplir el año tu bebé ya entiende frases simples y probablemente ya esté diciendo sus primeras palabras. Está mucho mas involucrado en el mundo que lo rodea y no se quiere perder de nada. Los juegos y las interacciones son mucho más interesantes entonces es de esperarse que no quiera dormir.

Todos estos cambios se ven reflejados en una “regresión de sueño” que es parte de la evolución y crecimiento de tu bebé y esta también es pasajera.

También los empezamos a ver como un “toddler” o bebé más grande y en muchos hogares empezamos a pensar en la posibilidad de mandarlo al “colegio”, de cambiar el tetero por un vasito, de pasarlos a su propio cuarto, ir eliminando el pecho y muchos bebés empiezan a mostrar señales de que están listos para pasar a tomar una sola siesta al día cuando ya cumplen su 1er año.

Son muchos cambios significativos y es normal que el sueño se vea afectado. Es común que esta regresión se manifieste con ganas de pelear las siestas, dificultad a la hora de dormir, despertares nocturnos que antes no pasaban y siestas cortas.

¿Cómo puedes ayudarlo?

Practiquen mucho todas esas nuevas habilidades que tu bebé esté aprendiendo durante el día para que en la noche no sean distracciones. Hazlo divertido e incorpora estas actividades como parte de un juego.

Entiende los cambios que está atravesando tu bebé especialmente la ansiedad por separación. Jueguen a las escondidas y a esconder objetos que el puedo descubrir.

Es importante tener en cuenta que mucha de estas transiciones son inevitables, como el aprender a caminar. Pero a lo mejor si pensabas eliminar el tetero esa misma semana, puedes atrasar ese cambio para que evitar que sean muchos cambios a la vez. Trata de separar estos cambios para no abrumarlos.

Quemen muchas energías. Los bebés de esta edad que todavía toman 2 siestas, normalmente necesitan estar despiertos entre 3.5 y 4 horas para llegar a la hora de dormir de 7-8pm con suficiente presión de sueño para quedarse dormidos con facilidad. Incorporen un rato en el parque o juegos al aire libre al final de la tarde para ayudarlos a liberar esa ultima energía que les queda.

Es importante estar alerta de los cambios en las necesidades de sueño en esta etapa. A esta edad, las manifestaciones de esta regresión muchas veces nos confunden con la necesidad de hacer la transición a una sola siesta. Es importante que tu bebé de verdad esté listo para pasar a tomar una sola siesta y porque un cambio antes de tiempo, puede ocasionar interrupciones a su sueño nocturno o empezar a sufrir de madrugonazos. Trata de mantener el horario con las dos siestas lo más que puedas inclusive si te toca limitar la duración de una de las siestas para poder mantener su horario. En este articulo te cuento en más detalles esas como identificar si tu bebé de verdad está listo para tomar una sola siesta y como hacer la transición.

Si tu bebé esta en el “colegio” o day care y no tienes opción de dejarlo con su horario de dos siestas, no te preocupes. Puedes ofrecer una segunda siesta corta para ayudarlo a llegar a la hora de dormir sin estar sobrecansado. Igualmente, ten presente que tu bebé se irá adaptando poco a poco cuando esté listo.

Sé constante y no empieces a usar asociaciones o muletillas que después vas a querer eliminar. Estas regresiones son difíciles, pero mientras más constante seas, más rápido la superas.

Busca apoyo y ten un plan. Estas regresiones son mucho más fáciles de manejar si tu bebé tiene buenos hábitos de sueño. Si tus noches y las siestas se han vuelto muy complicadas y esta regresión está durando más de 2 semanas, mi plan de 5-17 meses puede ayudarlos a descansar mejor. 

Dejar un comentario