Cuándo y cómo usar un objeto de apego para ayudar a tu bebé a descansar mejor

En la búsqueda de mejorar el descanso de nuestros bebés y facilitar la hora de dormir, un objeto de apego puede ser de gran ayuda especialmente cuando están atravesando períodos de regresiones. Un objeto de apego es un peluche, un juguete suave o una cobijita que tu bebé utilizará para sentirse seguro y relajado y poder conciliar el sueño con más facilidad. 


¿Cuándo puedo empezar a usar un objeto de apego?

La AAP recomienda que no haya nada en la cuna de tu bebé excepto la sábana ajustable hasta los 12 meses. Por seguridad, ofrece este objeto de apego después del año. Es importante también señalar que el objeto de apego o juguete no debe tener ninguna parte de plástico que tu bebé pueda soltar y que presente algún riesgo de asfixia o que se lo pueda tragar. Si prefieres ofrecer una cobija, que sea pequeña para evitar que le pueda cubrir la cara o que tu bebé se pueda enredar en ella. Acuérdate que los bebés se mueven mucho durmiendo y quieres que el objeto de apego los ayude a descansar mejor, no que los incomode. 


¿Cómo presentarle este objeto de apego?

Empieza a incorporar el objeto de apego o juguete durante la rutina antes de dormir. Conversa con tu bebé y dale un nombre. Ofrécele a tu bebé la oportunidad de sujetar el juguete mientras hace su última toma o mientras leen un cuento. Invita a tu bebé a abrazar a su juguete y comentale a tu bebé que ese será su compañero en su cuna en las noches. Algunos bebés van a mostrar afecto desde el primer día mientras que a otros les va a tomar un poco más de tiempo. Ofrécelo de 3 a 5 días consecutivos antes de decidir que a tu bebé no le gusta. Toma en cuenta las preferencias de tu bebé, para algunos bebés el mejor objeto de apego serás un dinosaurio, para otros un animal de peluche o hasta su personaje favorito. 


¿Cómo los ayuda? 

El objeto de pego se convierte en una asociación positiva a la hora de dormir. Ese juguete se convierte en señal de que es hora de dormir y al reconocer su juguete, se sienten relajados para poder conciliar el sueño con más facilidad. Trata de usarlo solo a la hora de dormir para poder mantener claro ese mensaje. 

El objeto de apego es una gran herramienta para ayudar a nuestros bebés a lidiar con la ansiedad por separación y para ayudarlos a combatir miedos a medida que van creciendo. Después de los 2 años, cuando tu bebé empieza a diferenciar la fantasía de la realidad, los miedos pueden empezar a interrumpir su descanso y el objeto de apego puede ser una gran herramienta para que tu bebé pueda enfrentar y dominar ese miedo por si solo. 

Les puedo compartir que con Henry lo empezamos a utilizar con la regresión de los 18 meses que se manifestó con guerras a la hora de la siesta. Y entonces empecé a ofrecer un libro y un osito a la hora de la siesta para que él se quedara entretenido en su cuna hasta quedarse dormido. Los primeros días, le prestó más atención a su libro pero poco a poco fue conectando con el osito y ahora duerme su siesta y las noches con su peluche. 

Si tu bebé ya tiene 12 meses y la hora de dormir se ha vuelto un poco tediosa, intenta usar un objeto de apego para ayudar a tu bebé a conciliar el sueño con más facilidad. El juguete o cobija debe ser pequeño y sin ninguna parte que pueda soltarse y proponer algún riesgo de asfixia. Incorporar a la rutina antes de dormir la noche y las siestas por 3 a 5 días a ver si los ayuda. Y si necesitas más ayuda para mejorar el sueño de tu bebé, mis planes de sueño te ofrecen todas las herramientas y mi apoyo para lograrlo. 


Cuéntame ¿qué usa tu bebé como objeto de apego?

Dejar un comentario