¿Cómo saber cuando tu BB está listo para eliminar su siesta?

¿Cómo saber cuando tu BB está listo para eliminar su siesta? 


La mayoría de los BBs eliminan la siesta alrededor de los 2.5- 3 años. 


A partir de los 3 años, en la gran mayoría de los BBs, las siestas empiezan a interferir en la hora de dormir y en la cantidad de horas de sueño nocturno. Entonces hay que ir limitando las horas de sueño diurno de siestas para compensar las noches, la meta siempre es que tu BB descanse entre 11-12 horas en las noches. 


Obviamente no todos los BBs son iguales, si tu BB duerme perfectamente su siesta de 2-3 horas y de noche también duerme sus 11-12 horas, entonces no tienes nada que cambiar. 


¿Cómo saber si tu BB está listo para eliminar la siesta?


  • La siesta empieza a costar mucho trabajo, tu BB se niega a dormir la siesta y le toma más de 30 minutos quedarse dormido 
  • Aparecen los madrugonazos, despertares antes de las 6 am 
  • Tu BB pelea la hora de dormir y le cuesta más de 30 hora quedarse dormido a la hora habitual de dormir las noches 

Es muy importante observar estas señales por 10-14 días antes de eliminar la siesta. Acuérdate que a los 2 años, el sueño de tu BB se ve afectado por una breve regresión y es importante no confundir esa regresión con señales de que está listo para eliminar la siesta. Eliminar la siesta antes de tiempo, puede ocasionar despertares nocturnos o madrugonazos porque tu BB se está acostando muy cansado de noche y le cuesta más trabajo descansar. 


Si notas que tu BB puede dormir 2-3 horas al mediodía pero esa siesta dificulta la hora de dormir en la noche, entonces es momento de limitar la siesta. Empieza por recortar esa siesta hasta que consigas la duración ideal de la siesta sin afectar la hora de dormir. Algunos BBs van a dormir perfectamente de noche con una siesta de 1 hora, otros van a tener que eliminar la siesta por completo para poder mantener su hora de dormir habitual. 


¿Cómo eliminar la siesta?


Esto va a depender del temperamento de cada BB. Algunos BBs van a negar la siesta y pasar la tarde con energía y de buen humor hasta la hora de dormir de noche. Otros BBs van a necesitar una siesta corta para poder llegar a la hora de dormir de buen humor. Observa el temperamento de tu BB y acompañalo en el proceso. Empieza a recortar la siesta unos 15-30 minutos por 2-3 días, y ve progresivamente hasta ya eliminarla por completo. 


Considera adelantar la hora de dormir unos 30-60 minutos mientras atraviesan esta transición. Esto los ayudará a reponer el sueño diurno que ya no están haciendo para que tu BB se acostumbre a estar despierto todo el día sin siesta. Esto quiere decir que algunos BB se van a acostar a las 6 de la tarde, no te preocupes, esto no es permanente. Quieres adelantar la hora de dormir para evitar despertares nocturnos y madrugonazos. 


A medida de que tu BB vaya creciendo puedes empezar a atrasar la hora de dormir a un horario que funcione para tu familia. Mi recomendación es que idealmente sea entre las 7-8pm. 


¿Y entonces, sin siesta, ya no tengo tiempo para mi? 


Reemplaza la siesta con “quiet time”, tiempo donde tu BB pueda jugar solito en su cuarto una actividad que lo ayude a relajarse y a recargar energías. Puede leer libros o jugar con un rompe cabeza, deja una cesta de juguetes sola para quiet time que lo ayude a capturar su imaginación. Nada de televisión, ni ipads, ni juguetes con batería. Empieza poco a poco, 5 minutos unos días hasta que logres alargar ese tiempo hasta 30-60 minutos. Puedes usar un “toddler clock” para ayudarlo a visualizar el tiempo que debe jugar en su espacio. La idea es que tu BB recargue baterías y que tengas la oportunidad de recuperar un poco de tiempo para ti. 


¿Pero mi BB va al colegio, como hago si lo obligan a hacer siesta?


Habla con el colegio y comunícales que la siesta interfiere con su sueño en las noches. Puedes pedir que tengan a tu BB despierto en el momento de la siesta jugando en voz baja mientras los demás duermen. También pueden llevar a tu BB a un salón donde los BB ya no duermen siestas. No siempre es posible, pero siempre vale la pena intentarlo. 

Dejar un comentario